• No hay productos en el carrito
  • No hay productos en el carrito
Image Alt

Nuestra Historia

     En 1967, D. Pascual Polo y Dña Aurora Griñán fundaron en Albacete la fábrica de conservas  POLGRI S.A., especializada en productos derivados de aves y caza según las recetas tradicionales de la cocina manchega. Culminaban así dos décadas dedicadas a la hostelería en un restaurante que había alcanzado justo reconocimiento por sus pinchos, tapas y aperitivos, junto a sus conservas y comidas caseras. Pero la comercialización de aquellos platos tan solicitados, especialmente la perdiz en escabeche, desbordaba la elaboración artesanal y se impuso producirlos dentro de la industria conservera. Era precisa una dedicación exclusiva mediante la transformación del antiguo negocio en una pequeña empresa, pero sin perder sus señas de identidad: los guisos de familia y las fórmulas de conserva tradicionales.

     Así es como se ha venido haciendo en los fogones de los pueblos de La Mancha desde los tiempos del Quijote, donde podemos encontrar la mejor evidencia dentro del riquísimo recetario que sus páginas atesoran. El acierto de la iniciativa vino corroborado por la rápida expansión de la empresa y sus productos por todo el territorio nacional, con una creciente exportación que impulsó su reconversión industrial y el traslado a unas instalaciones más adecuadas a las demandas del mercado. Paralelamente se iban experimentando otros retos culinarios, conforme el consumidor reclamaba atender las nuevas tendencias gastronómicas y las recomendaciones sanitarias sobre dietas hipocalóricas y hábitos de vida saludables. Con esta transformación, POLGRI ha sabido adaptarse a las actuales inclinaciones de consumo sin renunciar al yantar manchego, pero evitando anclarse en el pasado, lo que le ha permitido abrir su producción a las propuestas específicas que surgen desde diversos espacios socioculturales.

     De este modo tratamos de satisfacer a los aficionados a la tapa española o a la cocina de fusión internacional que demandan los jóvenes, más motivados por la rapidez y las garantías ecológicas entre sus hábitos dietéticos. También tienen acogida en el catálogo actual las líneas gastronómicas de algunas colectividades religiosas, como halal, que exigen asegurar la procedencia de los alimentos y las pautas de elaboración conforme a sus creencias y ritos confesionales. Nuestras instalaciones se ajustan a sus específicas normativas y protocolos de elaboración industrial, tras pasar las pertinentes auditorías, lo que hace posible acuerdos comerciales con favorables expectativas de desarrollo entre amplios escenarios del mercado internacional.

     Gracias a la solidez de los cimientos de la empresa primitiva y a la oportuna modernización de instalaciones y servicios, nuestra firma ha sido capaz de hacer frente a los estragos de la crisis socioeconómica que durante tantos años ha perjudicado al sector industrial. Ahora, la sociedad compuesta por los hermanos Polo Griñán, comprometida con las raíces familiares que definen su logotipo, acomete una amplia remodelación empresarial desde el obrador hasta las oficinas que debe hacerse bien visible en cada bote. Para ello apostamos por un renovador impulso gerencial con el fin de implementar los recursos y mejorar la eficiencia, de cara a satisfacer las exigencias del mercado con la calidad que siempre caracterizó a nuestras conservas y la imagen pública de solvencia  que, desde hace más de  medio siglo, POLGRI S.A. garantiza.